Gobiernos federal y estatales deben respetar libertad de expresión de la CNTE

Ciudad de México, 22 de mayo 2016.- El día de ayer por la madrugada, se llevó a cabo un operativo sin precedentes por parte de la policía federal en colaboración con la secretaría de seguridad pública de la ciudad de México, para desalojar un plantón de maestras y maestros de la coordinadora nacional de trabajadores por la educación (CNTE) que se encontraba en la plaza santo domingo en el centro histórico.

Las personas que se manifestaban de manera pacífica fueron desalojadas, por segunda vez en menos de 24 horas, a través de intimidación y amenazas de uso de la fuerza por parte de los elementos policiales, además de ser obligadas a subir a diversos autobuses particulares para que abandonaran la Ciudad de México.

Este hecho representa un grave retroceso para las libertades y del cual no se tiene algún registro anterior en la ciudad. Además, es una violación flagrante a sus derechos a la libertad de expresión y reunión, así como a su derecho a la libertad personal, los cuales se encuentran establecidos en la Constitución Federal en sus artículos 6°, 9° y 14 respectivamente.

Cabe recordar que en septiembre de 2013, fuerzas federales ingresaron a la plancha del Zócalo capitalino con tanquetas de agua, para desalojar a integrantes de la CNTE que protestaban por la reciente aprobación de la reforma educativa ya referida.

En este sentido, la represión y expulsión en esta ocasión de las y los maestros de la CNTE de la Ciudad de México, es un hecho que no debe pasar desapercibido y atenderse en proporción a su gravedad, al ser una acción totalmente violatoria de sus derechos fundamentales.

Desde nuestra óptica, el operativo de desalojo y expulsión ordenados por los gobiernos federal y local, se enmarca en un deplorable contexto de represión, estigmatización y criminalización en contra de las y los maestros que integran la CNTE, quienes mantienen una inconformidad por la reforma educativa aprobada en 2013., Las y los maestros de la CNTE son víctimas de una campaña de criminalización de parte de algunos medios de comunicación y contraria al respeto de la libertad de expresión que las y los docentes tienen a partir de este ejercicio de oposición y resistencia.

Las organizaciones que integramos el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social condenamos categóricamente el operativo de desalojo y expulsión contra integrantes de la CNTE que pretendían manifestarse, violando flagrantemente sus libertades de expresión y reunión, así como su derecho a transitar libremente por el país.

Consideramos que el espacio público no sólo debe ser un lugar de tránsito, sino de participación. La Ciudad de México es la sede de los poderes de la unión, el centro político donde históricamente se han expresado la diversidad de posturas y es responsabilidad del Gobierno de la Ciudad velar para que los derechos políticos se ejerzan a cabalidad.

Además, desde el Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social exigimos a las autoridades de los tres niveles de gobierno a cumplir con sus obligaciones de respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de las maestras y maestros integrantes de la CNTE, y se abstengan de realizar cualquier acción que vaya en contra de los mismos.

El Frente por la Libertad de Expresión y la Protesta Social:

ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica, Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria OP”, A.C., Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, A.C., Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo CEPAD, A.C., Colectivo de Abogadas y Abogados Solidarios CAUSA, Espacio Libre Independiente Marabunta A.C., Fundar Centro de Análisis e Investigación, A.C., Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, A.C., Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica, A.C., Servicios y Asesoría para la Paz, A.C., Red de Organismos Civiles “Todos los Derechos para Todas y Todos”, A.C., Resonar.