IFAI

Propuesta Cívica, AC, así como su Centro de Investigación y Capacitación, está comprometida con la consolidación democrática y el derecho a la información. Por ello, hemos impulsado desde la sociedad civil acciones que permitan transparentar las acciones de gobierno mediante las instituciones de acceso a la información. Entre nuestro trabajo, destaca la solicitud para evitar la destrucción de boletas del proceso electoral federal de 2006, y la solicitud de información sobre el uso de software de espionaje alojado en servidores de compañías de telecomunicaciones.

Las elecciones de 2006 fueron un parteaguas en la democracia mexicana. Con una diferencia de menos del 0.5%, Felipe Calderón venció al candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador. El proceso electoral, que fue denunciado como irregular en repetidas ocasiones por actores políticos y sociales, culminó en un ríspido escenario post-electoral. Creemos que los mexicanos tenemos derecho al acceso a la información cuál fue la real decisión del electorado.

Por ello, acompañamos a nuestro Presidente, el Dr. Sergio Aguayo Quezada, para solicitar medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para evitar la destrucción de las boletas electorales. Agradecemos la asesoría de la especialista en litigio estratégico en Derechos Humanos y codirectora de Litiga OLE, Graciela Rodríguez Manzo.

 

En 2013, CIC-Propuesta Cívica y ContingenteMX solicitamos al IFAI información sobre el uso de software espía en servidores de empresas de telecomunicaciones. En diferentes países, se han hecho públicos casos de espionaje informático.  Creemos que México no es la excepción, por lo que demandamos una respuesta clara de autoridades y proveedores.

 

Con antecedentes claros, estamos convencidos de que personas que realizan labor de activismo en el país pueden estar bajo la vigilancia de software espía. Esto afecta de manera directa a activistas, debido a que es posible obtener  su información personal, de contactos, de correos electrónicos e historial en general que ponen en riesgo su integridad. La petición es sólo el inicio de la batalla por la privacidad y derechos de los usuarios de herramientas digitales.

 

Con ambas solicitudes, establecemos precedentes importantes para la consolidación de la democracia mexicana, fomentando la transparencia y acceso a la información en temas de interés público.