Propuesta Cívica forma parte del nuevo programa de RSF a favor de la seguridad de los periodistas en Brasil y México

Este programa, que se desarrollará durante tres años, comenzará a funcionar en Brasil y México, en colaboración con Propuesta Cívica, ONG mexicana defensora de los derechos humanos y de la libertad de expresión, y el Despacho América Latina de RSF, que tiene su sede en Río de Janeiro. Con esta iniciativa se busca contribuir a que los periodistas trabajen en ambientes más seguros y luchar contra la impunidad en que permanecen los crímenes cometidos contra los trabajadores de los medios de comunicación. El programa está financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania (BMZ), a través de la sección alemana de Reporteros sin Fronteras.

Brasil y México son dos de los países más peligrosos del continente americano para la prensa. Día a día los periodistas enfrentan serios ataques que van desde amenazas hasta secuestros y asesinatos”, señaló Christian Mihr, director ejecutivo de RSF Alemania. “El objetivo del programa es mejorar el ambiente de trabajo de los reporteros y ofrecerles protección legal; fortalecer a los medios de comunicación independientes y a los periodistas vulnerables, así como luchar contra la impunidad en que permanecen los crímenes cometidos contra ellos”, precisó.

En Brasil, el proyecto PAJor (Programa de Apoio ao Jornalismo) busca fortalecer a ocho medios de comunicación independientes (Amazônia Real, Rede Wayuri, Ação Comunitária Caranguejo Uçá, Marco Zero Conteúdo, Data_labe, Fala Roça, Alma Preta y Nós mulheres da periferia) que se encuentran en cuatro regiones del país (Amazonas, Pernambuco, Río de Janeiro y São Paulo). Los periodistas que trabajan en estos medios de comunicación pertenecen a comunidades que suelen ser ignoradas, marginadas y discriminadas frente a los medios de comunicación masivos y hegemónicos del país. No obstante, juegan un rol fundamental en la creación de nuevos espacios de debate, la construcción de identidades y la reflexión sobre experiencias de discriminación.

Rede Wayuri es una red integrada por 20 comunicadores indígenas de diez grupos étnicos diferentes. Difunde sus podcasts y boletines de audio informativos en 750 comunidades indígenas en Río Negro y en la selva. Amazônia Real, agencia informativa que realiza periodismo de investigación, fue fundada y es dirigida por mujeres. Nació en 2013 y actualmente cuenta con más de 40 colaboradores en los nueve estados de la región del Amazonas. Alma Preta es una agencia de noticias que tiene el objetivo de abordar cuestiones raciales que afectan a las zonas de la periferia de São Paulo, donde viven la mayoría de sus colaboradores. Cubre casos de discriminación racial, violencia contra la población negra y estructuras racistas en la sociedad. Data_labe es una organización de periodismo de datos y de investigación ubicada en la favela da Maré, en el norte de Río de Janeiro. Concentra su trabajo en las historias de los habitantes de las favelas.

A través del proyecto PAJor se ofrecerá formación a los periodistas en: sostenibilidad institucional, medidas de protección y seguridad. También se organizarán actividades para sensibilizar a la población respecto a los problemas y las amenazas que enfrentan los reporteros. Asimismo, se creará una red de periodistas que trabajan en contextos similares, para que compartan sus conocimientos y creen sinergias a fin de consolidar un periodismo libre y seguro en Brasil. El proyecto es coordinado por el Despacho América Latina de RSF, ubicado en Río de Janeiro.

Los medios de comunicación independientes desempeñan su trabajo en un ambiente de gran inseguridad. La polarización del debate político bajo la presidencia de Jair Bolsonaro ha propiciado que los periodistas enfrenten repetidos ataques: agresiones, hostigamiento en línea, agresiones físicas, incluso asesinatos. La falta de apoyo institucional y, por ende de visibilidad, ha dejado a los miembros de estos medios de comunicación en una situación de gran vulnerabilidad.

"En la última década, más de 40 periodistas han sido asesinados en Brasil. Observamos un ambiente cada vez más hostil al ejercicio del periodismo. A menudo los comunicadores padecen amenazas y acoso cuando realizan su labor informativa, que se ve afectada directamente por la retórica del gobierno, que estigmatiza a la prensa”, señaló Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de RSF. “En este escenario, marcado por una creciente inestabilidad democrática en el país, más que nunca es importante fortalecer el trabajo de los medios de comunicación que realizan su labor en contextos difíciles y que centran su línea editorial en la defensa de los derechos humanos y la cuestión medioambiental”, añadió.

México: la lucha por la justicia en los crímenes cometidos contra periodistas

En México, el proyecto “Prensa en Resistencia”, a cargo de Propuesta Cívica, tiene diversos objetivos: modificar las prácticas y los marcos normativos que violan la libertad de prensa; buscar que se haga justicia en los casos de periodistas que han sido víctimas de violaciones a sus derechos humanos y que se indemnice a los reporteros y sus familias. La ONG con sede en la Ciudad de México ofrecerá formación a periodistas en medidas de seguridad y protección; asimismo, realizará debates, informes, investigaciones y gestiones políticas a escala nacional e internacional. Además, presentará algunos casos ante cortes nacionales e internacionales.

En los últimos años, México se ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo. Aunque no se trate de una nación que oficialmente esté en guerra, es donde se registran más periodistas asesinados. Algunos factores que influyen en ello son: la impunidad, la colusión de las autoridades gubernamentales con miembros del crimen organizado y las deficiencias en la administración de justicia para juzgar los crímenes cometidos contra periodistas. La situación se ve exacerbada por las declaraciones de funcionarios y autoridades de alto nivel, que desacreditan y estigmatizan el trabajo de la prensa, exponiendo a los periodistas a una situación de mayor vulnerabilidad. El presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, a menudo agrede verbalmente a los periodistas.

Propuesta Cívica trabaja en los casos de los periodistas: Mauricio Estrada Zamora, de Apatzingán, Michoacán (desapareció en 2008); Ramon Ángeles Zalpa, de Paracho, Michoacán (desapareció en 2010), y Miroslava Breach, de Chihuahua (asesinada en 2017), así como en el del diario El Mañana, de Nuevo Laredo, Tamaulipas, el cual fue atacado varias veces con armas de fuego y granadas de mano, y cuyo director editorial fue asesinado en 2004. Ninguno de estos crímenes ha sido investigado a fondo. En México, más de 90% de los asesinatos de periodistas permanece en la impunidad.

El principal desafío que enfrentamos cuando buscamos justicia para los periodistas y sus familias es la impunidad: no se castiga a los responsables de las violaciones a los derechos humanos ni de los crímenes contra periodistas, cometidos principalmente por funcionarios de todos los niveles, seguidos por miembros del crimen organizado”, señaló Sara Mendiola, directora ejecutiva de Propuesta Cívica. “Las fiscalías de México no cumplen con su trabajo. Una de las razones es que los funcionarios que investigan los crímenes carecen de la calificación, los conocimientos y la experiencia necesarios. Otro motivo son los limitados recursos que destina el gobierno a este fin, que son insuficientes. A menudo también se debe a la falta de voluntad política en la investigación de estos crímenes para que los responsables sean juzgados”, agregó.

Brasil se encuentra en el lugar 107 y México en el 143, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada en 2020 por RSF.