Revista Proceso inicia juicio de amparo indirecto contra FEADLE

En abril del presente año, Propuesta Cívica, Reporteros sin Fronteras y Revista Proceso, a través de su Director Jorge Carrasco Araizaga entregamos al titular de FEADLE, los resultados de la investigación periodística del asesinato de Regina Martínez realizada por Free Press Unlimited (FPU), Reporteros Sin Fronteras (RSF) y el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ). En dicha oportunidad solicitamos que los resultados de la investigación fuesen considerados para determinar la competencia federal en el esclarecimiento del caso, debiendo agotar las líneas de investigación relacionadas con la actividad periodística de Regina como la causa de su asesinato. Además, el 22 de junio de 2021 la Revista Proceso solicitó el reconocimiento de su calidad de víctima en la averiguación previa seguida ante FEADLE con la finalidad de coadyuvar activamente en la búsqueda de verdad y justicia en el caso.

El 8 de julio de 2021 la FEADLE notificó la negativa de otorgar la calidad de víctima al medio de comunicación, sosteniendo que la Ley general de víctimas respaldan la petición pues únicamente se está en posibilidad de reconocer la calidad de víctima a personas físicas, no así a personas jurídicas como un medio de comunicación. Derivado de esta respuesta, el pasado 29 de julio de 2021 Propuesta Cívica - como representantes legales del director de Revista Proceso- decidió iniciar un juicio de amparo indirecto con la finalidad de que un Juez federal declare inconstitucional la negativa de la Fiscalía y se avance en el reconocimiento de los derechos de los medios de comunicación a participar activamente en investigaciones penales relacionadas con reporteros y colaboradores que hayan sido agredidos con motivo de su labor periodística.

La periodista Regina Martínez Pérez fungió como corresponsal de la revista Proceso en el estado de Veracruz, medio de comunicación en el cual documentó y denunció la corrupción, los estragos de la violencia del crimen organizado y su contubernio con el poder público, así como las violaciones a los derechos humanos en Veracruz, motivos por los cuales sufrió durante años amenazas, persecución y censura. En este contexto de terror e intimidación, Regina Martínez fue asesinada el 28 de abril de 2012 en su domicilio, ubicado en la ciudad de Xalapa, Veracruz.

La investigación que inicio la entonces Procuraduría del Estado de Veracruz por el homicidio de la periodista, desde su inicio presentó serias inconsistencias y seis meses después, el entonces Procurador del Estado de Veracruz informó la detención de una persona, quien presuntamente confesó ser autor material e intelectual del asesinato. Sin embargo, se cometieron múltiples violaciones procesales y violaciones a los derechos humanos y se trató de establecer como única línea de investigación que el asesinato fue un crimen pasional y robo, sin agotar las líneas de investigación del trabajo periodístico de Regina Martínez Pérez, además de carecer de perspectiva de género y de libertad de expresión. A pesar de estas irregularidades, la Procuraduría de Veracruz dio por concluido el caso.

Propuesta Cívica y Reporteros Sin Fronteras reiteramos nuestro compromiso con Revista Proceso en continuar acompañando el caso Regina Martínez hasta lograr justicia y verdad. Es por lo anterior que solicitamos del Poder judicial de la federación la adecuada valoración del marco constitucional que garantiza el derecho de víctimas u ofendidos del delito en México, ampliando el reconocimiento de esta calidad a medios de comunicación y/o colaboradores de periodistas víctimas de asesinatos y desapariciones.